Filosofía institucional

Misión

“Formar hombres y mujeres íntegros, capaces de afrontar con espíritu abierto las situaciones que la vida les depare, de servir a sus conciudadanos, de contribuir a la solución de los grandes problemas de la humanidad y de llevar el testimonio de Cristo donde se encuentren más tarde en la sociedad”

– Josemaria Escriva de Balaguer

Visión

Seguir siendo, a lo largo de esta década, una comunidad educativa innovadora, sensible, comprometida en un proceso de superación y crecimiento permanente, manteniendo los valores, ideales y espíritu que nos distingue, logrando así, ser la institución educativa con más alto nivel académico en la región, trabajando con programas, acciones, servicios y eventos, estratégica e intencionalmente planeados.

Valores (de acuerdo al estilo pedagógico de educación personalizada de Víctor García Hoz)

En orden al conocimiento:

  • Suficientemente informado, con ideas claras en el campo científico, artístico, técnico y moral.
  • Capacidad para respetar el  valor de las personas y de los acontecimientos.

En orden a las aptitudes:

  • Capacidad suficiente para realizar las operaciones básicas del pensar y del obrar.
  • Capacidad de iniciativa, tanto en su vida individual como en las relaciones sociales y la vida del trabajo.
  • Desarrollo específico de sus capacidades personales.

En orden a las virtudes:

  • Capacidad de criterio, para tomar decisiones justas y útiles en uso de su libertad.
  • Aceptación de su responsabilidad, en las decisiones que tome y en los actos que realice.
  • Hábitos cotidianos  para el buen uso de las cosas, del lenguaje y trato social.
  • Capacidad para apreciar lo bello en la naturaleza, en el arte y  en la vida diaria.
  • Esfuerzo constante para lograr dominio de sí mismo, viviendo el orden, la fortaleza y la sobriedad.
  • Espíritu de colaboración, viviendo la sinceridad, la justicia y la generosidad en el trato con los demás.

En orden a la unidad de vida:

  • Disposición para obrar conciente y libremente, teniendo coherencia entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace.
  • Capacidad para elegir la propia vocación.
  • Fuerza de voluntad para cumplir las decisiones tomadas.
  • Capacidad para reaccionar positivamente y con alegría en cualquier momento y circunstancia de la vida.